Fotografía blog: A. Stieglitz, In Erwartung der Heimkehr, 1896

domingo, 3 de febrero de 2013

LIMBOS






LIMBOS 




August Sander






      No me atrevo a contradecir las cosas que ya no veo. Las nubes, los abanicos, los botones: los enumero, ¿qué podría yo hacer sino recorrerlos?, si los llevo enganchados como a una tempestad y me muevo cuando se mueven y si aparecen yo me aparezco. Y sin embargo, no obtienen más realidad cuando hago eso; lejos de mí, ellos conspiran, se amotinan o desvanecen o no estuvieron.

¡Pero qué frío aquello!, cuánta abundancia se despeñó por los desfiladeros de la garganta y enumeraba, enumeraba, estoy segura que enumeraba, mas nunca en ellos. No respondían a ninguna de las ondulaciones con las que sumergía mi cuerpo en su país, en su suelo, adentro de sus horarios, ¡no!, ¡no!, ¡no!, ¡tanto polvo!, ¡los reflejos!, ¿qué casas? Ya voy siempre de paso, las raíces de antaño se enredan con las palabras y ya nunca se pueden juntar tus dos manos, y ya nunca atranca la puerta.












No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...